Un negocio familiar con pretensiones

Claus Jürgen Kersting, jefe senior:


„Desde hace más de 50 años, el cliente ocupa para mí un lugar primordial: nuestra mercancía debe ofrecerle la calidad óptima para sus necesidades y productos ielaborados. Al mismo tiempo, nos gusta poder asesorarle profesionalmente y abastecerle puntualmente. Esta filosofía de empresa y esta pretensión se las he transmitido a la siguiente generación. Así Marth seguirá siendo siempre un socio fiable y consciente de su responsabilidad en la industria de la carne y los embutidos.“


Junio 2009